“Yo me lo guiso y yo me lo como”. Experimentando el mundo de las emprendedoras y autónomas.

Mucho he oído durante mi vida la frase “yo me lo guiso y yo me lo como”. Ahora, con mi aterrizaje forzoso en el mundo laboral de las autónomas esta frase está cobrando mucha presencia.

Cuando comienzas a prestar atención a algo, esto empieza a tener presencia en todos los lugares y momentos. De ahí que ahora vea y escuche por todos lados muchas historias sobre emprendedoras y sobre la situación laboral de autónomas.

Las escuchas y observaciones las paso por mi cuerpo que encarna esta situación. De ahí que aparezcan en mi mente muchos pensamientos y que reaccione mi cuerpo con diferentes emociones cuando las escucho, las veo, las vivencio.

A ser autónoma he llegado porque se cerraban otras puertas y era esta la que tenía que abrir. La vida me trajo hasta aquí. Al abrir esta puerta me estoy encontrando muchos miedos. Esos miedos vienen de muchos lugares, están anclados en creencias que me limitan (algunos ya se han ido). Esto me demanda de un trabajo simultáneo personal/profesional (todo mi yo).

¡Acción!

Me estoy encontrando un aparato burocrático que demanda de muchísimas herramientas y conocimientos, lo que ha generado toda una cartera de profesionales (€) para dar respuesta a esas obligaciones legales. En caso de no poder acceder a esa red de profesionales por falta de, hay que conectar con las redes.

Estoy conociendo muchos proyectos y a muchas mujeres detrás de esos proyectos, muchos de ellos alucinantes. Y empiezo a escuchar, ver y experimentar. Ellas guisan y se lo comen. Ellas cocinan y limpian la casa en sus descansos del ordenador. Ellas amamantan a sus criaturas en el espacio de trabajo. Volviendo a la disolución de los espacios reproductivos y productivos.

Muchas cuestiones aparecen con esta “autonomía”

Cada día constato la dificultad y el placer del trabajo individual, la necesidad de las redes. Redes creativas, redes emocionales, redes de conocimiento. Se pone en evidencia la importancia de recursos públicos de asesoramiento y apoyo. Se comienzan a materializar redes que me van dando respuesta a las necesidades que se me van presentando.

Para mí las redes son fundamentales para salir adelante. Aun así, las redes en este mundo loco, en ocasiones tienen un exceso de trabajo, un defecto de tiempo, y una necesidad grande de parar. De manera que a veces, el guiso lo tengo que hacer sola.

La vida me está empujando a aprender a cocinar mi proyecto. A veces no encuentro los ingredientes, no los conozco y no sé dónde comprarlos. Aun así, sé que las redes físicas y virtuales están ahí.

A veces me canso de cocinar, tengo hambre y no hay nada sabroso, aun así, como (“yo me lo guiso y yo me lo como”). También dejo mi guiso a disposición de otras personas para que lo prueben (“yo lo guiso y vosotras os lo coméis”). A veces me como parte de los ingredientes por separado, para poder ir tirando (“no guiso, pico algo”).

A veces, sólo a veces, grito, lloro, siento rabia y tristeza delante de la olla porque no sé cómo mezclar, o porque no me sabe bien. A veces me encanta cocinar sola, otras veces quiero compartir la cocina con otras personas mientras bebo una copa de vino.

Estoy aprendiendo a cocinar mirando a las que cocinan muy bien (“vosotras lo guisáis y yo me lo como”). Por ahora estoy sola en mi cocina, aunque la cocina está abierta y espero que poco a poco pueda cocinar con más personas (“nosotras nos lo guisamos y nosotras y vosotras lo comemos”).

Una de las cosas que ha llamado mi atención, es que, algo que se ve tan claro en el mundo empresarial: “que hemos de aprender a cocinar (crear tu proyecto o aprender para formar parte del proyecto de otras personas) para poder comer”, todavía no llega a verse claro en el espacio del hogar.

CC BY-NC-ND 4.0 “Yo me lo guiso y yo me lo como”. Experimentando el mundo de las emprendedoras y autónomas. por FeministasCotidianas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *