¿Quién hay aquí?

Ich heiße Ana, oder Frau Valero Rey. Estas son las identificaciones que más oigo y pronuncio últimamente en relación a mi persona cuando aparece la pregunta ¿quién soy?

En pleno descubrimiento.

En mi familia de origen todas me llaman Ani. Soy la tercera generación de Ana’sss por parte de madre. Esto va a marcar mi camino hasta aquí. Me preceden generaciones de mujeres que quedaron viudas jóvenes y que cuidaron de hijas e hijos, sacándolas a todas adelante gracias al apoyo de otras mujeres (hernamas, hijas mayores, primas, madres, suegras, amigas). También hay en mi árbol una maternidad solitaria, de la que no conozco el padre. Ana y Carlos son los que me concibieron, mi familia de origen,  Ana y Carlos somos sus hijos, ahora migrados ambos a otros países.

 

 

 

 

 

 

 

Soy una mujer, blanca, heterosexual de clase media (no sé bien qué es, pero mis padres han tenido, desde que los conozco, un salario),  y ahora dispongo de lo necesario para cubrir mis necesidades. Nacida en un pueblo-ciudad de unos 20.000 habitantes en Andalucía, Priego de Córdoba, en la Córdoba gitana. Aunque, mi piel es muy clara, mi cabello rubio y mis ojos azules, figura lejana de la imagen estereotípica de “mujer cordobesa”. En estos momentos soy migrante, en el sur, pero de Alemania. Al norte de mi anterior sur. Y al sur, de este país del norte.  Aquí está ahora la familia que yo he creado, compuesta por Stefan y yo.

Salí de mi hogar de origen con 18 años para ir a la Universidad. En estos 16 años desde mi salida, el aprendizaje, las relaciones y el movimiento, son palabras con las que puedo definir los pasos que he ido dando. Las redes de mujeres que he encontrado durante este camino son mi gran tesoro. Ellas son mi gran familia elegida, a través de ellas he podido ir aprendiendo a sentir amor, hacia mí y hacia fuera.

Mi interior todavía no está en paz. Eso me ha llevado a muchos movimientos y búsquedas. Siento que mi descubrimiento pasa por el encuentro y la sanación de lo que pasa con las mujeres en este mundo, a través de mí (no pretendo salvar a nadie). Lo que ha pasado en mi árbol y la historia que tenemos a nuestras espaldas como mujeres. Este movimiento interior me ha traído hasta aquí y, asumiendo los momentos de dolor y tristeza, y también las dificultades que me encuentro, puedo afirmar que me está gustando mi camino, siento felicidad y paz muchos días. Siento gratitud por todo lo que conforma mi vida.

Yo, que concibo la realidad entre la magia y las cervecitas fresquitas con patatas fritas. Yo, que he aprendido que la persona que tengo delante es un reflejo de mí, que si me “chirría” lo que está pasando es que algo tengo que mirar de mí (aunque todavía, en muchas ocasiones, no sepa qué hacer con eso). Esa yo, ha decido comenzar a escuchar lo que “chirría” y darle forma:

Trans-formando con (s) ciencia feminista. #Feministascotidianas

CC BY-NC-ND 4.0 ¿Quién hay aquí? por FeministasCotidianas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *